Mi viejo Kéfir

Actualizado: 16 jul 2019

Alimento probiótico por excelencia, con muchos beneficios para la salud, estimula el sistema inmune y promueve la salud de la flora intestinal. Pero no lo sabíamos.

Cuando niño, mi mamá solía darme yogur de pajaritos con plátano molido y miel o jugos en polvo. Yo personalmente lo encontraba asqueroso, sin embargo no tenía la posibilidad de rechazarlo, así que simplemente lo tragaba sin respirar para no sentir su sabor :-(

Imagino que en esos tiempos (inicios de los años 70) el kéfir o yogur de pajaritos, como se le conoce en Chile, era una alternativa bastante más económica al yogur comercial y era bastante común en todos los hogares. Seguramente mi madre y las madres de mis amigos no tenían mucha información sobre los extraordinarios beneficios del kéfir, o si la tenían era algo bastante general y no con el detalle que se conoce hoy.


Vaso de Kéfir natural
Vaso de Kéfir natural

Por años lo consumí a regaña dientes, hasta que una vez tuve que acompañar a mi abuela a visitar a su Doctor, un gastroenterólogo veterano que seguramente rondaba los 100 años, recuerdo que al sentarme con mi abuela en su despacho, lo primero que me llamó la atención fue un vaso lleno de yogur blanco. El doctor, al ver mi rostro rostro sorprendido me preguntó si yo sabía lo que era. Obviamente contesté que si.. "Es yogur de pajaritos"... aunque mi respuesta sonó más bien en tono de pregunta. El Anciano doctor sonrió y me contestó "Claro que si.. bébelo a diario y vivirás tanto como yo!". Él y mi abuela