Kombucha fácil. Paso a paso.

Actualizado: 1 de ago de 2019

No te dejes intimidar por videos o publicaciones complicadas respecto a cómo preparar una Kombucha. Es muy simple, entretenido y motivante.

Imagen de Kombuchas

Si has estado mirando videos en Youtube o buscando información por google, estoy casi seguro que en algún punto te has sentido un tanto abrumado/a por la cantidad de información que hay por ahí. Y te entiendo perfectamente ya que yo pasé por lo mismo hace ya varios años. Solo te diré que la primera vez que la preparas es un tanto enredoso, pero luego se vuelve algo muy rutinario y entretenido ya que te da la oportunidad de usar tu imaginación y experimentar con sabores y aromas... Te puedo asegurar que se convertirá para ti también en una saludable adicción.

Preparar Kombucha no es solo el arte de crear una bebida saludable, sino también perpetuar el uso de un elixir mágico que cambia nuestras vidas y la de nuestros seres queridos. Prepáralo siempre con respeto, devoción y agradecimiento.

Ahora viene el paso a paso y más abajo puedes encontrar una versión resumida de solo una hoja que puedes descargar, imprimir o compartir.


Paso 1: Consigue un SCOBY


El primer paso para iniciarse en el mundo de las Kombuchas, es conseguir un SCOBY (Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast), en español "Colonia Simbiótica de Bacterias y Levaduras". También conocido en algunos lugares como "Hongo del Té", aunque en realidad no es un hongo, sino un polisacárido formado por una membrana de bacterias y levaduras unidas de tal manera que asemejan una especie de hongo húmedo.

El Scoby lo puedes conseguir a través de mi página, con un amigo o por medio de grupos en redes sociales, hay muchos y es solo cosa de pedirlo.

El Scoby, por lo general vendrá en un medio acuoso y ácido que es la kombucha y de la cual depende para sobrevivir ya que es un organismo vivo que se alimenta de té y azúcar. Hay mucha más información sobre esto en otra publicación de mi blog.


Por el momento solo nos concentraremos en el proceso de preparación.


Paso 2: Los materiales que necesitarás


Ahora que ya tienes tu Scoby y el líquido iniciador, puedes proceder a preparar tu Kombucha, para esto necesitarás:

  • Un Frasco de vidrio de 2 o más litros, limpio y esterilizado

  • Té negro ceylan orgánico de preferencia, a razón de 3 gr de té por litro de agua

  • Azúcar refinada o azúcar de caña a razón de 60 gr de azúcar por litro de agua

  • Una espátula de madera o silicona

  • Un mantel de algodón o paño de gasa doble muy limpio.

  • Un elástico (para sujetar el mantel)

  • Agua purificada sin gas. (Debe estar libre de cloro y fluor)

Si vas a hacer una segunda fermentación para agregar sabores y carbonación (burbujas), necesitarás adicionalmente:

  • Botellas de vidrio gruesas con tapa con seguro, similares a las de cerveza.

  • Un colador plástico de malla fina o de acero inoxidable (muy importante)

  • Un embudo plastico

  • paño de gasa nuevo ( o muy limpio)

  • Un elástico o clips para sujetar el paño al colador


Paso 3: Ahora si. El paso a paso


  1. Hierve medio litro de agua purificada

  2. En una olla o jarro de vidrio, disuelve el azúcar en el agua hervida y luego agrega el té. Puedes usar un filtro de malla, silicona o acero inoxidable. También puedes usar bolsas de té aunque no es mi opción preferida, no me dan confianza ya que pueden contener colorantes y preservantes químicos que pueden dañar la kombu.

  3. Deja reposar por unos 10 min, luego revuelve y cuela las hojas de té.

  4. Deja enfriar a temperatura ambiente el té dulce en un recipiente cerrado para evitar su contaminación.

  5. Una vez que el té alcance temperatura ambiente ( 26 a 32 °C), viertelo en el jarro de vidrio esterilizado.

  6. Agrega el agua purificada a temperatura ambiente hasta alcanzar 3/4 del frasco aproximadamente, y revuelve con la espátula para mezclar.

  7. Con tus manos muy limpias, introduce el scoby y finalmente el líquido iniciador.

  8. Limpia los bordes del frasco con papel y un poco de vinagre (es opcional pero muy recomendable para evitar infecciones), luego cubre con el mantel y sujeta con el elástico para evitar que entren polvo o moscas.

  9. Deja la Kombu en un lugar fresco y seco sin mover durante 10 a 15 días dependiendo de la temperatura ambiente.

  10. Después de 10 días puedes ir probando la Kombu, si ya tiene un sabor agrio pero no avinagrado, ya está lista. Adicionalmente puedes usar una cinta para medir Ph, si el Ph de la Kombu es igual o inferior a 4, entonces está lista para beberla.

  11. Si se te pasaron los días y encuentras que la kombu está muy avinagrada, puedes rescatar el scoby y unos 200 ml del líquido para iniciar un nuevo batch y desechar el resto. Yo personalmente no lo desecho, lo embotello y guardo en el refrigerador y bebo unos 100 ml diarios en ayunas para reactivar el metabolismo y acelerar el desecho de toxinas. No es recomendable beber demasiado de este o cualquier otro vinagre ya que puede producir acidosis estomacal.... 100 ml máximo !!!


Paso 4: Segunda fermentación


Una vez que la kombu alcanza una acidez igual o inferior a 4, ya está lista para beberla y comenzar a disfrutar de sus beneficios para la salud. Por lo cual puedes proceder a embotellarla y guardarla en el refrigerador siguiendo más menos los mismos pasos que se describen a continuación.


Sin embargo, la parte más entretenida y motivante de hacer kombucha es que nos permite experimentar el proceso de saborización y carbonación, con lo cual podemos crear una bebida completamente exclusiva cada vez y probar diferentes mezclas de sabores hasta dar con una que nos haga sentir como los reyes o reinas de la kombucha y presumir con la familia y amigos ;-)


Entonces, si quieres saborizar y carbonizar tu Kombucha con una segunda fermentación, este es el paso a paso:

  1. Traspasa el scoby y unos 200 ml de la kombu a un frasco limpio para iniciar tu nuevo batch siguiendo las instrucciones del paso 3.

  2. Lava y esteriliza las botellas y sus tapones.

  3. Agrega en las botellas alguna fruta deshidratada de tu gusto, puedes usar también hierbas, jengibre, cúrcuma y cáscaras de cítricos (sin la parte blanca) en la combinación que tu imaginación y gusto decidan.

  4. Si usas frutas o hierbas con bajo nivel de fructosa, agrega media cdta de azúcar dentro de cada botella. No te excedas con el azúcar ya que la idea es crear una bebida saludable baja en calorías, además, un exceso de azúcar puede provocar una fermentación demasiado rápida y puede hacer explotar las botellas.

  5. Utiliza un embudo y un colador cubierto con una o dos capas de tela gasa para filtrar la kombu. Esto sirve para descartar hebras y residuos de levaduras.

  6. Llena las botellas con la kombu filtrada, dejando alrededor de 1 cm de espacio en la parte superior.

  7. Cierra las botellas con su tapón de goma y seguro. Si usas botellas sin seguro, utiliza un alambre como las botellas de espumantes para asegurar que la tapa de goma no salga volando con la presión.

  8. Deja en reposo de 2 a 3 días dependiendo de la temperatura ambiental.

  9. Verifica el nivel de carbonatación abriendo levemente la tapa, si suena el típico Zzzz de las gaseosas, ya está lista.

  10. Guarda las botellas en el refrigerador.

  11. Bebe no más de 500 ml al día para evitar trastornos gástricos.


Adjunto encontrarás un resumen de una página que puedes imprimir o bajar a tus dispositivos móviles para tenerlos siempre a mano. No es tan completo y actualizado como este post, pero tiene toda la info que necesitas para producir tu Kombucha, dale click a la imagen para bajarlo.





Algunas recomendaciones y advertencias.


  • Como puedes ver, el proceso de crear Kombu es bastante simple y entretenido, sin embargo, siempre está el riesgo de que algo salga mal y la kombu se dañe, esto suele suceder principalmente por problemas de contaminación, por eso, es muy importante trabajar en un lugar limpio y libre de moho, humedad e insectos en general. Yo personalmente trabajo en la cocina, y antes de preparar kombu me preocupo de hacer un buen aseo y desinfección del lugar. Una vez que ya está todo limpio y guardado, preparo en un rociador una mezcla de 1 cucharadita de cloro en un litro de agua, y luego aplico en spray por todas las superficies y muros de las cocina, al menos, los más cercanos al sector de trabajo, con el líquido restante empapo los paños y esponjas. Dejo esto actuar por lo menos unos 30 min y luego con toalla de papel seco los resto de humedad que puedan quedar.

  • Los utensilios a usar para preparar la Kombu también deben ser cuidadosamente limpiados para evitar que queden restos de detergente, yo normalmente les doy un último enjuague con agua hirviendo.

  • Los frascos donde vas a preparar la kombu los puedes poner al horno a 100°C por 10 min para esterilizarlos o bien darles un último enjuague con un poco de vinagre blanco y luego lo secas con papel. La acidez del vinagre elimina cualquier tipo de bacterias u hongos que puedan quedar.

  • Finalmente, el paño a utilizar para cubrir la Kombu también debe estar muy limpio y seco. Yo personalmente uso tela de gasa nueva cada vez, de esos de pañales "Bambino" que venden en las farmacias. O bien una toalla de algodón recién lavada y seca.

  • Si quieres ser aún más extremo, puedes hervir por unos minutos los elementos a utilizar como cucharas, espátulas, medidores, etc... y luego dejarlos secar sobre una toalla limpia.

  • Si es temporada de moscas, puedes usar unos algodones con aceite de citronela, eucalipto o lavanda colgando en las ventanas y puertas para evitar que estos entren en la cocina o a tu lugar de trabajo.

  • Nunca dejes el té, el scoby o la kombu sin cubrir ya que incluso esporas de moho en el ambiente podrían contaminarlas

  • Si tomando todas estas medida, aún tienes dudas respecto a si tu nuevo scoby en la kombucha se puede haber dañado porque presenta una aspecto raro, revisa este link donde aparece mucha información y fotografías de scobys sanos y dañados. Espero traducir algún día ese post para ustedes.


Si hay algún error en esta información o deseas que incluya algún dato o información adicional, por favor, no dudes en escribirme. Si dejas algún comentario, por favor se respetuoso. Las críticas constructivas son siempre bienvenidas.



105 vistas

SUBSCRIBETE POR EMAIL

Momo's

Fermentation Lab. & Bakery

Av. Manquehue Sur 520
Local 115 (interior, primer piso).

Las Condes - Santiago de Chile 
Metro Manquehue

contacto@momosfl.com

Tel: +562 3552 9491

Cel. +569 3341 0987

Horarios de atención:

Lunes a Viernes de 9:30 a 18:00 hrs.

Sábados solo con coordinación previa, de 10:30 a 14:00 hrs
 

Información Importante

Nuestro local es un taller de alimentos, no una tienda comercial. Nuestras ventas las hacemos principalmente en línea. Si deseas comprar nuestros panes en forma directa, por favor contáctanos previamente ya que estos los preparamos solo a pedido por el momento. 

 

© 2019 Momo's Fermentation Lab. & Bakery