Kombucha - Un regalo celestial.

Actualizado: 18 jun 2020



Para mi la Kombucha, al igual que todos los otros super alimentos de los que hablo, es una especie de “Maná”, un alimento salvador y sanador que existe desde hace cientos, tal vez miles de años y que se gestó en forma natural o más bien milagrosa y que fue probado tal vez por primera vez por un hombre sediento en las montañas, o incluso moribundo, y que probablemente detestó el sabor agrio o ya avinagrado de este líquido, pero que sin embargo salvó su vida, y luego se dió cuenta que le hizo bien para otras cosas, y lo siguió bebiendo y recreando por mucho tiempo y luego le traspasó la información y receta a sus hijos, nietos y miles de años después en todo el planeta ha ayudado y tal vez salvado la vida a miles de personas.


Y si dejo a mi gran imaginación volar aún más allá, así como en la historia bíblica el Maná caía del cielo todas las mañanas para alimentar a los israelitas perdidos en el desierto tras el éxodo, puedo también imaginar ángeles entregando Kombucha, Kefir, quesos, masa madre, charqui, miel, diversos fermentos he incluso los primero tipos de vino a seres que en algún momento estuvieron en necesidad o al borde de la muerte por inanición pero que clamaron al cielo por ayuda y recibieron estos regalos celestiales y fueron salvados….. Y para mi, eso son, regalos celestiales. Porque díganme una cosa, ¿a quién en su sano juicio se le ocurriría dejar un té con azúcar fermentando por diez días y luego al ver que le aparece una especie de hongo alienígena flotando en su interior, beberlo para ver si es bueno o no?... O sea… yo ni loco, y en tiempos antiguos creo que la gente tampoco lo hubiese hecho a menos de encontrarse en una situación extrema como la que describí en un comienzo.


Bueno, ahora que les conté mi creencia muy personal respecto al origen de estos alimentos, pueden ustedes quedársela o investigar otras teorías al respecto. Por el momento, ahora concentrémonos un poco más en la kombu.